Agencia de inbound marketing.
Medellín, Colombia.


+(4) 444 16 68
01 8000 52 71 19

5 tips para desarrollar una inteligencia emocional en tu trabajo

5 tips para desarrollar una inteligencia emocional en tu trabajo

La inteligencia es una de las cualidades más valoradas en la sociedad, sobre todo en el campo educativo y laboral. Lamentablemente, suele verse como un rasgo que se tiene o no se tiene y la realidad es que la inteligencia, está llena de matices. Existen situaciones, retos y motivaciones personales, que a su paso, nos hacen desarrollar una inteligencia en particular. Por lo cual, se trata de percibir un concepto de inteligencia más allá del intelecto.

Como seres humanos podemos poseer diferentes tipos de inteligencia, tales como: inteligencia lingüística, matemática, lógico-espacial, musical, emocional, entre otras. Esta última es en la cual nos concentramos en las próximas líneas, ya que como emprendedor y líder de proyectos, es importante que aprendas a desarrollarla. Empecemos entonces por lo básico:

¿Qué es la inteligencia emocional?

 

A pesar de que el concepto de inteligencia emocional fue empleado por primera vez por los psicólogos estadounidenses Peter Salovey y John Mayer en el año 1990, no fue hasta 1995 que Daniel Goleman, quién gracias a su best-seller Inteligencia Emocional , hizo famoso este término. La inteligencia emocional se define como un conjunto de habilidades psicológicas que te permiten, equilibradamente, expresar tus emociones y entender las de los demás de forma racional y empática. El es el arte de ser responsable y consecuente con tus emociones tanto en situaciones de estrés como de calma.

La inteligencia emocional, según este autor, comprende tanto la inteligencia intrapersonal como la inteligencia interpersonal, y está compuesta por cinco elementos: autoconciencia emocional, autocontrol emocional, automotivación, empatía y habilidad social (los cuales profundizaremos más adelante).

En el ámbito laboral la inteligencia emocional juega un papel muy importante. Especialistas en el área, estiman que el 65% del éxito profesional, tiene sus raíces en el buen uso de las emociones. Recordemos que las emociones no son más que estados afectivos que las personas presentan de forma automática ante determinados estímulos.

Estos estímulos dentro de un ambiente laboral, pueden verse reflejados para ti como experiencias positivas o negativas. Bajo este contexto, desarrollar una inteligencia emocional no se trata simplemente de eliminar o mitigar tus emociones, sino de aceptar y comprender cuando es necesario actuar de una forma o cuando no, según las condiciones y las personas con las que compartas.

¿Qué características tienen las personas emocionalmente inteligentes?

  • Mayor capacidad de comunicación
  • Aceptación y autoestima personal
  • Respeto hacia las personas que los rodean
  • Resiliencia (entendida como la capacidad que tiene una persona de superar circunstancia difíciles)
  • Gestión adecuada de sus emociones
  • Mayor capacidad de motivación
  • Saber mantener relaciones interpersonales positivas

 

La inteligencia emocional en el trabajo

 

En un entorno laboral de creciente profesionalización, donde las personas son muy buenas ejecutando tareas específicas, pero ignoran el resto de las labores que conforman la cadena de valor, la productividad de las empresas, depende cada vez más de la coordinación de los esfuerzos individuales.

Por esa razón, la inteligencia emocional, que permite implementar buenas relaciones con las demás personas, es un capital y atributo importante para el emprendedor y líder contemporáneo que desea crecer personal y profesionalmente, haciendo lo que le apasiona.

Daniel Goleman, quién posee un doctorado en psicología en Harvard, afirma en su obra Inteligencia Emocional: “el mundo empresarial ha encontrado en la inteligencia emocional una herramienta para comprender la productividad laboral de las personas, el éxito de las empresas, los requerimientos del liderazgo y hasta la prevención de desastres corporativos” En este sentido, los siguientes tips no sólo te ayudarán a desarrollar una inteligencia emocional en tu trabajo, sino que también te permitirán impulsar un mejor liderazgo en tus proyectos y equipo de trabajo:

Autoconciencia

 

La autoconciencia es un proceso mediante el cual las personas se conocen a sí mismas, analizando sus cualidades personales y estados de ánimo, ante circunstancias internas o externas. Tener autoconciencia en cuanto a tus prácticas en el trabajo, es un primer paso para alcanzar una inteligencia emocional, a partir de un proceso introspectivo en donde el objetivo es aprender más sobre ti.

Analiza qué cosas te hacen sentir bien, con miedo o tristeza y de qué forma puedes exteriorizar esas emociones sin afectar tus relaciones con otros, es de gran importancia. Se trata de aceptar quién eres como persona y conocer qué te motiva y te hace sentir vulnerable. Conocerte a ti mismo será clave para aprender a conocer a los demás.

En el campo laboral, es sumamente importante que conozcas quiénes son las personas que conforman tu equipo de trabajo. Esto te permitirá gestionar mejor sus potenciales y delegar las funciones apropiadas para cada uno de los integrantes de tu equipo.

Autocontrol

 

El autocontrol se trata de aquella capacidad que puede poseer un ser humano de ejercer dominio sobre sí mismo, es decir, de poder controlar, tanto sus pensamientos como sus formas de actuar. Este término se inclina más hacia los actos que pueda llegar a realizar una persona, cuando son de forma impulsiva y no pensadas con anticipación. Dentro de la inteligencia emocional, ejercer un autocontrol es importante debido a que evitará que cometas acciones, de cuales podrás arrepentirte. El pensar los pros y lo contras de lo quieres decir y/o hacer, es la médula espinal de tener un autocontrol en tu vida cotidiana.

Como emprendedor y líder de proyecto, debes reflexionar acerca de la forma en la que le hablarás a tu equipo de trabajo. Recuerda que son profesionales que al igual que tú, merecen ser tratados con respeto y cordialidad. Además, evita trasladar tus problemas personales a los laborales, ejerciendo un autocontrol emocional, de lo contrario, es muy probable que tu estado de ánimo afecte la relación que has forjado con otras personas que no son la causa de tu situación.
Empatía:

Un buen líder es aquél que sin importar las circunstancia, está dispuesto a ayudar a su equipo de trabajo, es decir, conoce el significado de empatía y lo aplica a su campo laboral. Cabe destacar, que la empatía involucra un esfuerzo por comprender los sentimientos y emociones, intentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuo. La empatía se encuentra estrechamente relacionada con el altruismo – el amor y preocupación por los demás – y la capacidad de ayudar.

Las personas que son empáticas, sin duda alguna, comprenden la importancia de ser emocionalmente inteligentes, ya que la única forma de forjar buenas relaciones de trabajo, es ayudando a otros a solventar sus problemas y necesidades. Teniendo más hincapié esta cualidad, en escenarios laborales donde el trabajo en equipo y la co-ayuda es vital para construir endomarketing exitoso.

Automotivación

 

La automotivación es aquel impulso que puede ayudarte a conseguir el éxito personal, laboral y profesional. A través de la motivación, encuentras razones importantes para cumplir con tus metas y objetivos empresariales. Así como conocerte a ti mismo es importante, para aprender a conocer los demás, tener automotivación te ayudará a motivar a otros.

Como líder y emprendedor de proyectos es fundamental que motives a tu equipo de trabajo a realizar exitosamente las estrategias establecidas, ya que el conocimiento y las responsabilidades compartidas, requieren de un esfuerzo externo que impulse y unifique cada una de las labores de tu equipo. Todo este esfuerzo debe estar orientado dentro una visión emocionalmente inteligente que guíe, como si de un GPS se tratase, los procesos que se involucran en la cadena de valor de tu empresa.

Habilidad social

 

Aparentemente, la frase “habilidad social” puede comprender un concepto bastante extenso y general. No obstante, este concepto alude a la capacidad que tienen las personas de interactuar y relacionarse con otros de manera efectiva y satisfactoria. Una persona que pretenda desarrollar una inteligencia emocional en su trabajo debe tener la habilidad de construir vínculos con otros, respetando y considerando el contexto donde se desenvuelve.

Por esta razón, no solo es importante que tengas un buen repertorio de habilidades sociales, sino que sepas cuándo y dónde poner esas habilidades en práctica. Esto último se conoce como competencia social. Así, el hecho de poseer estas aptitudes sociales, evitá que te sientas ansioso en situaciones difíciles o novedosas, facilitando la comunicación emocional, la resolución de problemas y la relación que tengas los demás, siempre y cuando se adecuen al contexto.

John Mayer, fundador de las primeras teorías de inteligencia emocional, señala que: “La persona inteligente emocionalmente tiene habilidades en cuatro áreas: identificar emociones, usar emociones, entender emociones y regular emociones”. Por lo tanto, estos 5 tips para desarrollar una inteligencia emocional en tu trabajo, serán claves en tu proceso por alcanzar estas habilidades dentro de un campo de crecimiento profesional y personal.

Únete a la conversación, te invitamos a compartir este artículo.

No Comments
Post a Comment

Recibe artículos de marketing directamente en tu correo electrónico.