Agencia de inbound marketing.
Medellín, Colombia.


+(4) 444 16 68
01 8000 52 71 19

¿Qué es A/B testing y cuál es su importancia?

¿Qué es A/B testing y cuál es su importancia?

La gran ventaja de desarrollar estrategias de marketing digital a través de canales de comunicación como redes sociales, correos electrónicos y entradas de blog, es que los resultados y la efectividad pueden medirse. En lo digital, cualquier estrategia que se lleve a cabo, podrá ser comparada con otra. Aún más, si ésta se encuentra enmarcada en un plan de marketing con indicadores de desempeño que cuantifiquen el nivel de cumplimiento de los objetivos desarrollados específicamente para cada estrategia.


Algunos de estos indicadores se esfuerzan por medir la tasa de apertura y de conversión que recibe un contenido, haciendo uso del A/B testing como técnica comparativa. A continuación te invitamos a conocer más sobre este instrumento y su importancia para medir la efectividad de tus estrategias de inbound marketing.

¿Qué es A/B testing?

 

El A/B testing es una técnica que se utiliza para comparar los resultados de dos
versiones diferentes de un mismo contenido, con el objetivo de medir cuál de ellas, es más eficiente y cumple con los efectos que se desean lograr. Se trata de crear y poner a prueba dos formas (A y B) de diseñar, estructurar y presentar elementos dentro de un correo electrónico, anuncio, banner, título, color, CTA, entrada de blog, landing page, etc; para comprobar cuál versión, recibe una mayor receptividad y nos aproxima con mayor fuerza a nuestros objetivos.

El A/B tasting funciona de la siguiente manera:

 

Si se trata de un correo electrónico, se segmenta al público objetivo en dos mitades. La primera mitad recibirá la versión A y la segunda la versión B. La diferencia entre estas dos versiones, estará representada por una variable distinta. Es decir, existirá un elemento en común entre ambos correos que será presentado y estructurado de forma diferente. Por ejemplo, el asunto de los emails puede ser una variable a modificar en cada prueba. El correo electrónico que reciba una mayor tasa de apertura, será el que tenga el asunto más atractivo, es decir, son las mismas audiencias las que determinan cuál será la mejor estrategia comunicativa a implementar.

Es importante destacar que este tipo de test implica modificar únicamente una variable por prueba y finiquitar un tiempo de evaluación. Si bien podemos llevar a cabo los A/B testing que queramos para lograr el correo electrónico o la landing page perfecta, es esencial que por cada prueba modifiquemos un sólo elemento. Sino, no comprenderemos cuál cambio está incidiendo en los resultados ni por qué.

Además que el factor tiempo es sumamente importante. Se debe comenzar y finalizar la prueba para las dos versiones en el mismo tiempo estipulado. La igualdad de condiciones en las pruebas A/B es vital para obtener resultados certeros y sin ninguna alteración externa. Para conocer la importancia que tiene esta técnica, he aquí una lista de algunas variables que puedes medir en tus A/B testing:

1. Calls to action:

Los CTAs inician tu proceso de conversión y son los que permiten que un visitante de tu sitio web se convierta en un lead, es decir, en un nuevo integrante de tu base de datos. En este sentido, puedes jugar con las palabras que acompañen ese llamado a la acción, sus colores, formas, tamaños y ubicación. Tus CTAs no solo deben estar presentes en tus entradas de blog y redes sociales, el email marketing nos recomienda utilizarlos también en los correos electrónicos como un botón que motive a tus oportunidades de ventas a conocer más información sobre tu empresa, sus servicios y productos.

2. Los titulares y cuerpos de descripción:

 

El análisis de tus buyers personas te permitirá tener una idea de cuales son las palabras y frases claves que debes utilizar en los títulos y cuerpos de descripción de tus artículos web y correos electrónicos. Hacer una A/B testing para estas variables, ameritaría construir diferentes tipos de mensajes y comparar dos a la vez, según la oferta de contenido que estés brindando. Recuerda, que tus mensajes deben relacionarse con el tipo de lenguaje que utilizan tus potenciales compradores.

3. La extensión de un formulario y tipos de campos:

 

Si los CTAs inician el proceso de conversión, las landing page definen su esencia. Se tratan de páginas, a las cuales aterrizan tus visitantes, para suministrar sus datos a cambio de una oferta de contenido que sea atractiva para ellos y les aporte valor. Evaluar la extensión de tus formularios y tipos de campos es importante para saber tu tasa de conversión, es decir, la cantidad de visitantes que se han convierten en leads. Gracias a un A/B testing podrás determinar cuáles son los campos de información (como nombre, correo electrónico, país de residencia, etc) que están más interesados tus visitantes en llenar y exactamente el tamaño del formulario más apropiado para tus lectores.

4. La estética visual de contenidos gráficos (imágenes, videos, infografías):

 

El contenido audiovisual que se incorpora en tus redes sociales, páginas web, correos electrónicos y entradas de blog también pueden ser elementos medibles por un A/B testing. Se puede conocer la eficacia de un contenido gráfico sobre otro, creando dos versiones que estén representadas por estéticas diferentes. Aquí puedes jugar con la paleta de colores, la forma de las ilustraciones, la tipografía, la ubicación de los textos e imágenes. En redes sociales, estas pruebas A/B alcanzan un mayor protagonismo, ya que el contenido audiovisual es lo que más se consume en estas plataformas.

En definitiva, el desarrollo del mundo digital ofrece nuevas situaciones y perspectivas para multiplicar las posibilidades de hacer test A/B y medir sus resultados. Esta herramienta nos permite cuantificar mediante KPIs, la eficiencia de nuestras estrategias de inbound marketing, es decir, nos permite conocer con exactitud cuáles son los elementos que están funcionando dentro de la metodología y cuáles no, sus principales razones (por qué se conoce el origen de dicha estrategia) y las alternativas que a su vez, pueden nacer a partir de las pruebas realizadas. Hacer una A/B testing no es un proceso complicado, por lo contrario, cualquier persona pudiese hacerlo ya que sólo se trata de comparar dos formas distintas de llevar a cabo un mismo objetivo.

Únete a la conversación, te invitamos a compartir este artículo.

Recibe artículos de marketing directamente en tu correo electrónico.